Doctor Máximo Drets (1930-2017)

md2Es con gran pesar que les comunico el fallecimiento el día 23 de febrero, del Académico Máximo Drets.

Máximo fue un gran impulsor de ACAL en las primeras etapas de la Academia y se mantuvo muy activo hasta que en los últimos años estuvo afectado por una difícil enfermedad.

Fue pionero y maestro en la investigación en genética celular y molecular, habiendo formado muchos investigadores de Uruguay y de otros países de la región.

Omar Macadar

 Máximo Eduardo Drets Licenciado en Biología y Doctor en Medicina de la Universidad de la República, desarrolló sus investigaciones iniciales en el campo de la genética bajo la dirección del reconocido investigador Francisco Sáez en el Instituto de Ciencias Biológicas. A mediados de la década del 50′ desarrolla una estadía en Porto Alegre con el Prof. Antonio Cordeiro e introduce más tarde los estudios sobre Drosophila en Uruguay. En los años siguientes, sus profundos conocimientos en óptica y microscopía le permiten diseñar nuevos equipos para el análisis de células y cromosomas. En 1966 realiza una estadía de perfeccionamiento con el eminente citogenetista Jerôme Lejeune (descubridor de la trisomía 21) especializándose en el estudio de los cromosomas humanos. A su regreso instala el primer laboratorio en el país de investigaciones y diagnóstico de alteraciones cromosómicas humanas. Realiza estudios cromosómicos en forma totalmente gratuita durante varios años a pacientes con enfermedades genéticas. Visita en carácter de Prof. Invitado el M. D. Anderson Tumor Institute en 1971 donde describe, junto a la Dra. Marghery Shaw las bandas G en cromosomas humanos. Este método de identificación cromosómica se utiliza desde entonces en todos los centros de citogenética humana del mundo lo que dimensiona la enorme importancia de este hallazgo científico.

Máximo Drets ha sido un actor clave en el desarrollo de varias disciplinas científicas en el Uruguay, entre ellas: citogenética humana, estructura cromosómica, microscopía cuantitativa y automatizada, genética toxicológica, mutagénesis experimental y citometría de flujo. Su visión y empeño en la incorporación de equipos de avanzada para la investigación básica permitió la instalación del primer clasificador celular en nuestro país. Acredita más de 130 publicaciones científicas con elevado número de citas en artículos y libros.

Ha recibido numerosas distinciones en su extensa carrera académica tales como los Premios Calzada (Uruguay), Edward Larocque Tinker (EEUU) y el Gran Premio de la Academia de Medicina del Uruguay en dos ocasiones (1985 y 1998). Fue Director del Instituto de Investigaciones Biológicas Clemente Estable, Presidente de la Asociación Latinoamericana de Genética (ALAG) y es actualmente Consejero de la Academia de Ciencias de América Latina (ACAL). Particularmente trascendente ha sido su rol en la formación de recursos humanos en su especialidad generando una pléyade de científicos de destacada actuación tanto en el país como en el exterior.

www.iibce.edu.uy/Maximo%20Eduardo%20Drets_opt.pdf

Máximo Drets fue un gran propulsor de la ciencia la ciencia latinoamericana.  Formado con el gran citogenetista uruguayo Francisco “Papico” Saez, Máximo fue un líder de la genética. En Uruguay montó la microespectrofotometría para estudios del núcleo y los cromosomas y comenzó los primeros cultivos deDrosophila en el Instituto de Investigaciones Biológicas  Clemente Estable en Montevideo.  Luego de graduarse de médico, hizo un postdoctorado con Jerome Lejeune, convirtiéndose en un experto en citogenética médica.  En otra estadía postdoctoral en Estados Unidos, Máximo Drets descubrió el fenómeno de G-banding (Giemsa-banding) que permite identificar los cromosomas humanos.

Una persona buena, Máximo se ocupó de la ciencia Uruguaya a través de más de treinta años como miembro del Consejo Directivo de la Academia de Ciencias de América Latina (ACAL).  La mayoría de los Académicos uruguayos debemos nuestras candidaturas a Máximo Drets.  A través de su posición en el Consejo logró una declaración unánime de ACAL sobre la necesidad de la creación de una Academia de Ciencias del Uruguay, que fue muy influyente y que finalmente fue aprobada por el gobierno del Uruguay en el 2009.  A través de las labores de Máximo Drets vemos la influencia positiva de ACAL en América Latina.

Máximo se casó con la Dra. Gloria Martínez, quien trabajaba en el mismo piso del Instituto Clemente Estable.  Química de profesión, fue Directora del laboratorio de   Bioquímica del Instituto Clemente Estable.  Este fue un matrimonio feliz que produjo un hijo, Gustavo, quien los sobrevive a ambos.  El Dr. Drets falleció el 23 de febrero del 2017 a los 87 años de una vida dedicada plenamente a la ciencia que mucho contribuyó a nuestra querida ACAL.

Gracias, querido amigo.

Eddy De Robertis

 Tengo grandes recuerdos de Máximo con el cual compartí varios años en el Depto. de Citogenética junto con Francisco Sáez, Claudio Solari, Alvaro Díaz, Nadir Brum, Orfeo Crosa, Amalia Laguardia y muchos otros. Tuve el honor de usar el microespectrofotómetro que Máximo había ideado y armado, para publicar un trabajo con él. Máximo era muy prolijo y metódico, y aprendí muchas cosas de él, entre otras el método estadístico. ​Fueron para mí, épocas de oro, y Máximo fué un gran amigo y un personaje central en mi formación científica. Mis condolencias para sus familiares y amigos y los colegas del Instituto de Ciencias Biológicas.

Manuel O. Diaz

Comparto el pesar que deben sentir los científicos uruguayos por el fallecimiento de Máximo Drets, Gran científico y gran amigo. El tenia mucho aprecio por todas las iniciativas de juntar científicos latinoamericanos y muy especiaalmente por la ACAL.

Jorge E. Allende.